Endodoncia

La endodoncia abarca varios tratamientos diferentes. Tratamiento en los dientes anteriores que presentan un solo conducto, llamado endodoncia uniradicular y tratamiento en los premolares y molares, que pueden presentar en ocasiones múltiple cantidad de conductos, llamado endodoncia multirradicular.

La endodoncia dental consiste en tratar el nervio del diente. Este tratamiento es empleado en odontología por dentistas especialistas cuando la pulpa dental está enferma o dañada comúnmente debido a una caries dental sin tratar que ha avanzado. El endodoncista trata el nervio del diente limpiados los conductos radiculares que son posteriormente rellenados y sellados con gutapercha (que es un material antiséptico estéril y biocompatible).

Causa de la Endodoncia

Existen ciertos casos en donde por mal diagnóstico, técnicas inadecuadas o mal sellado de una endodoncia realizada, el tratamiento no resulta exitoso.

Cuando se presentan en nuestra consulta pacientes con endodoncias que han fallado, dependiendo de las posibilidades de supervivencia del diente involucrado, entre otros tratamientos, también ofrecemos el llamado tratamiento de reendodoncia.

Reendodoncia

La reendodoncia se lleva a cabo para conservar al diente en boca el mayor tiempo posible, siempre y cuando dicho diente, presente las características necesarias para su conservación. Las endodoncias y reendodoncias son tratamientos conservadores, mejoran la calidad de vida de nuestros pacientes, eliminando la causa de dolor e infecciones presentes y evitando que tengan que someterse a tratamientos más radicales que en muchas ocasiones son innecesarios.

La causa más frecuente de la endodoncia o necesidad de tratar el nervio son una  sin tratar que llegan hasta la pulpa o nervio del diente provocando su inflamación, infección y posterior necrosis pulpar.